Zaragoza: 976 229 500 · Huesca: 974 218 217 · Teruel: 978 608 511

Financiación y Asesoramiento para Pymes

noticiasactualidad Avalia

23/12/2020 | Actualidad Avalia
Innovación y creatividad, dos armas para el talento

Los cambios económicos y tecnológicos abren muchas opciones académicas. No se trata de qué estudias ni dónde, sino lo que eso te aporta a ti y la sociedad

talento

Pabellón virtual donde se celebraron las charlas de 'EL PAÍS con tu futuro'

El nexo de unión entre Enric Sala, explorador residente de National Geographic; Itziar de Lecuona, subdirectora del Observatorio de Bioética y Derecho-Cátedra UNESCO de Bioética de la Universidad de Barcelona; y Miguel Luengo-Oroz, científico jefe de datos en la iniciativa Global Pulse de la ONU, es que los tres buscan, con su trabajo, un impacto positivo en el mundo. Así se lo transmitieron a los más de 7.000 alumnos de segundo de Bachillerato y Formación Profesional de toda España que se conectaron a la séptima edición, virtual, de EL PAÍS con tu Futuro (EPCTF). El evento, organizado por EL PAÍS y la Fundación Santillana y disponible íntegramente en la web, permitió a los asistentes escuchar a 40 ponentes de altísimo nivel hablarles, en primera persona, mediante charlas de siete minutos, de sus inicios, su formación, sus logros, sus errores. ¿Objetivo? Ayudar, orientar, inspirar a una joven audiencia en una edad (entre los 16 y los 18 años) en la que la pregunta "¿qué quieres ser de mayor?" puede resultar opresiva.

El foro, patrocinado por Santander, Bayer, ESIC, Universidad Carlos III, UNED, Fundación Incyde y el Fondo Social Europeo, lanzó un "Persigue tu sueño, sé curioso y, hagas lo que hagas, deja un impacto positivo en la sociedad". Un mensaje transversal que traspasó las tres salas de ponencias: de ciencia; de empresa, humanidades y profesiones creativas y de tecnología e ingenierías. Enric Sala, biólogo marino de formación, cuenta, desde la pantalla dedicada a la ciencia, su infancia inspirada por Félix Rodriguez de la Fuente y Jacques Cousteau. Después de una década como profesor en la Universidad de California, se dio cuenta de que no era feliz. "Tenía un despacho que miraba al Pacífico, pero lo único que hacía era escribir la esquela mortuoria del mar con más y más precisión". Abandonó la academia para dedicarse a la conservación, a la cura, "a restaurar la biodiversidad de los océanos antes de que sea tarde".

Transferencia de conocimiento

PASIÓN POR EMPRENDER

Es significativo que tanto Efrén Miranda, director de Proyectos de la Fundación INCYDE (Instituto Cameral para la Creación y Desarrollo de la Empresa) y entusiasta del emprendimiento, como Verónica Jiménez, fundadora y consejera delegada de WomanCard España (club con descuentos permanentes para mujeres), aludieron a la misma frase de Confucio en sus intervenciones en este EPCTF: "Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida". Jiménez, directora además del Título Superior en Emprendimiento e Innovación de ESIC Business & Marketing School, montó la estructura de su comercio electrónico gracias al programa Explorer del Banco Santander, y ganó uno de sus premios: un viaje formativo a Silicon Valley, meca de las empresas tecnológicas. Allí tomó conciencia de la importancia del feedback, de compartir la idea de negocio y aprender de las respuestas y comentarios. "Aquí pensamos que, cuando la idea es buena, no debes compartirla, para que no te la plagien. Es un error", afirmó. Un profundo conocimiento del mercado y un buen networking o red de contactos son claves, según asegura. "Es el mejor momento para emprender", enfatizó, por su parte, Miranda, mencionando los viveros, incubadoras o aceleradores de empresas, y su propia Fundación, INCYDE, que canaliza recursos del Fondo Social Europeo para ayudar a poner en marcha más de 3.000 emprendimientos al año. También existen, según añadió Miranda, diversas alternativas de financiación, de crowdfundingbusiness angels pasando por Fondos ICO. Eso sí, siempre que "sea una buena idea y demuestres que es viable", puntualizó.

Desde la sala de humanidades, Itziar de Lecuona, doctora en derecho y profesora en la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona, explicó cómo su trabajo académico y en comités de ética o en investigación ha permitido regular cuestiones como la eutanasia, el inicio de la vida, analizar los impactos de la inteligencia artificial o los vacíos legales y aspectos éticos de la reproducción humana asistida. Su labor consiste, simplificándola mucho, en analizar las implicaciones éticas, jurídicas y sociales del impacto de la biotecnología y y la biomedicina (terapia celular, edición de genes) en la sociedad. Según defendió, tan importante como pensar es transferir el conocimiento. "La Universidad tiene como misión transformar la sociedad", afirmó.

"Los datos son el poder; con ellos se pueden hacer cosas buenas y malas. Nuestra responsabilidad es usar esos datos para el bien", saludó Miguel Luengo-Oroz, ingeniero de telecomunicaciones y de minas, máster en ciencias cognitivas, creador de un robot que escribe poesía, a los "futuros directores de orquesta de algoritmos" conectados a su charla, en el escenario de la tecnología y las ingenierías. Buenas acciones como las que su equipo de científicos de datos realizan desde la ONU: llevar agua potable a un campo de refugiados en la frontera entre Jordania y Siria con el mismo algoritmo que usan Uber o Cabify para saber qué taxi te va a ir a buscar; utilizar inteligencia artificial para analizar imágenes por satélite de las regiones más afectadas por un desastre natural; desarrollar modelos epidemiológicos para orientar sobre cómo abrir las instituciones educativas en un contexto de pandemia; seguirle la pista a las noticias falsas y atacarlas. "Tengo la fortuna de ser el primer científico de datos con pasaporte diplomático", se enorgullece.

Toda la formación y el conocimiento en Inteligencia Artificial que atesora Belén Ruiz Mezcua, catedrática en Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial de la Universidad Carlos III (UC3M), lo vuelca en ayudar a que la educación sea accesible a todas las personas, en su faceta de directora del Centro Español de Subtitulado y Audiodescripción (CESyA). "Desarrollamos sistemas de reconocimiento de habla, y sistemas que sustituyen los canales auditivos", informó, como el que posibilita escuchar música a través de la piel. "Son campos muy amplios y creativos", subraya. Todo el bagaje de Paco Conde tras 20 años en publicidad lo ha volcado en su agencia Activista, que ha fundado para "ayudar a marcas y organizaciones a generar un cambio social".

Cambio de actitud

Conde repasó cómo se ha transformado la actitud de las marcas respecto a las personas —primero las consideraban consumidores, después fans, ahora aliadas—, y opinó que un creativo activista "debe ayudar a una marca a dar motivos a las personas para comprarla a ella y no a su competencia, porque su impacto en el mundo es más positivo que el de su competencia". Y añadió: "Hemos de hacer que las empresas entiendan su propósito y su contribución al planeta". La Tierra, y en particular la grave amenaza del cambio climático que pende sobre ella, centró buena parte de las charlas de los ponentes, sobre todo de la parte científica. El equipo de Beatriz Roldán, doctora en física y en química, directora del Instituto Fritz Haber de la Sociedad Max Planck (en Berlín), busca nano-materiales que actúen como catalizadores para convertir el dióxido de carbono en productos químicos y combustibles, a través de procesos de fotosíntesis artificial.

MARKETING DIGITAL, UN SECTOR AL ALZA

Un informe reciente de IBM concluyó que, en seis meses de pandemia, hemos adelantado cinco años en transformación digital. Es un dato que citó Bernabé Mohedano, director corporativo de Marketing Digital y Medios en Grupo Santander, para poner en contexto cómo el marketing digital, la versión 2.0. del tradicional, con los mismos objetivos —"Conseguir más clientes o que los que tienes compren más", resumió Mohedano— es "uno de los sectores más candentes y al alza". Un sector del que tira Bayer, por ejemplo, para campañas en las que busca educar a las mujeres sobre el método anticonceptivo que más se ajusta a sus preferencias o estilo de vida, preparándolas así para su conversación con el ginecólogo. La idea es "ser más precisos en los mensajes y personalizar las campañas, para mejorar las experiencias, y la efectividad", lo expresó Anna Casanovas, responsable de Procesos de Negocios de la farmacéutica. "La clave es que el usuario va dejando huellas en sus interacciones digitales, "y nosotros tenemos más datos de él, por lo que hacemos mejor nuestro trabajo", terció Mohedano. "Para que cuando os aparezca un anuncio en YouTube sea de becas para Erasmus o de una oferta de pago fraccionado de móvil en lugar de algo que no os interese absolutamente nada", señaló dirigiéndose a su joven audiencia. ¿Importante? Trabajar en equipo, compartir los datos. Y dominar el inglés. "Se trata de un área de alcance global, y muy internacional", avisó.

El biólogo y genetista evolutivo Moisés Expósito-Alonso, científico del Instituto Carnegie y profesor de Biología en la Universidad de Stanford, investiga sobre las mutaciones genéticas que proporcionan a una planta una mayor resiliencia ante la sequía. "Este año, solo en California han ardido sobre tres millones de campos de fútbol de bosques; nos queda menos del 50% de arrecifes de coral; y mucho bosque mediterráneo se está transformando en desierto", contextualizó la grave crisis climática. Mientras que Daniel Ibáñez, arquitecto, urbanista, doctor en diseño en la Universidad de Harvard, director del máster en edificios ecológicos avanzados del Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña y consultor senior en el Banco Mundial, proyecta edificios contra el cambio climático, defendió la madera contrachapada (proveniente de plantaciones forestales y no de bosques vírgenes) como el elemento constructivo del futuro.

Ichthion ha desarrollado tecnologías capaces de extraer plásticos de las cuencas hidrográficas. "Entre el 60% y el 80% de los plásticos que terminan en los océanos viajan a través de los ríos; entendimos que había que hacer algo en esa fase", argumentó Inty Grønnenberg, su consejero delegado y presidente de su Fundación Circular. Gronnenberg, científico e inventor, trabaja con un equipo multidisciplinar, de manera colaborativa. "Los inventos no se logran a nivel individual", aseguró. Invita a emprender con propósito: "Nos encontramos en una década muy importante en la que la humanidad ha de dar el cambio de una economía lineal a una circular; esto abre oportunidades para las nuevas generaciones y futuros inventores que quieran generar innovación; porque los inventos comercializables son innovación".

Pasión por la investigación

"Me gusta pensar que soy un detective: investigo patógenos, sobre todo virus, que se convierten en asesinos en serie". Así se presentó Adolfo García-Sastre, director del Instituto de Salud Global y Patógenos Emergentes, y profesor en los departamentos de Microbiología y Medicina del Hospital Monte Sinaí, en Nueva York. "Estamos interesados en averiguar cómo funcionan los virus peligrosos, los que matan gente, para poderlos detectar y detener a través de tratamientos o vacunas", describió. García-Sastre resalta la importancia de la comunidad científica, de cómo las investigaciones se apoyan unas en otras. "Si te obsesiona cómo funcionan las cosas y te emociona pensar que vas a ser el primero en descubrir algo, ¡adelante! Da igual el sitio, siempre que cuentes con los recursos necesarios", animó.

Terminan las ponencias de EPCTF. En una suerte de pizarra virtual aparece una propuesta: "Escribe en una sola palabra cuál será tu profesión en el futuro". Hay periodismo, comunicación, criminología, investigación, ciencia, docencia, cine, política. Pero asoma, y mucho, el "No tengo ni idea". A los dubitativos quizás les convendría mirarse, si no lo han hecho ya, la charla de Ana Maiques, consejera delegada de Neuroelectrics. Aunque no vayan por ciencias ni les interese la neurotecnología ni el gorro inalámbrico que lee la actividad cerebral, inyecta pequeñas corrientes eléctricas y se está utilizando en pacientes con Alzheimer o epilepsia. Porque lo que Maiques recomendó es "dejarse llevar por los sueños". Aunque estos no conducen (avisó de antemano) por un camino recto.

UN HORIZONTE TECNOLÓGICO Y MESTIZO

Pablo Moreno, director académico de la Escuela Superior de Ingeniería y Tecnología de UNIR, de su programa de doctorado en Ciencias de la Computación, y director de la Cátedra UNIR-IBM en Data Science in Education, se presenta algunas veces como profesor universitario; otras como investigador en videojuegos, o en Inteligencia Artificial; como gestor universitario, o como gestor de personas. Y está seguro de que en los próximos 15 años usará otros cargos diferentes. "Nos encontramos en un entorno de mucha volatilidad y grandísima transformación", destacó en su charla dentro del evento EL PAÍS con tu Futuro (EPCTF). Lo importante es saber adaptarse, reinventarse, estar aprendiendo continuamente. Y tener claro que "el futuro es STEAM" (siglas en inglés para Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Arte y Matemáticas).

En su opinión, el acrónimo que ha de enfrentar los problemas científico-técnicos actuales no se entiende sin esa A que proporciona creatividad y pensamiento innovador. Los profesionales del futuro van a ser capaces de abordar la técnica y la innovación, según añade, trabajando en equipos multidisciplinares en los que todos los perfiles tendrán algo que decir. Isabella Galeano es un ejemplo claro de ello: una abogada en la jungla tecnológica de apps, pasarelas de pago móviles o ciudades con cada vez más cámaras y sensores. Como directora legal en Abertis Mobility Services, Galeano es garante de que las cosas se hagan bien en las nuevas plataformas y modelos de negocio rompedores "que están cambiando nuestra realidad". Ella aporta "una visión del derecho y de futuro de los abogados que nunca os habíais imaginado".

En este panorama mestizo, donde los límites entre disciplinas se emborronan en una suerte de sfumato, la tecnología entra en la educación —como explora Freddy Vargas con su plataforma PLATZI—. En la moda, como puede verse en los desfiles de Machina, marca que incorporara componentes electrónicos a su ropa. "No fui una alumna estrella, el proceso escolar fue una pesadilla para mí; pero nunca tuve miedo al fracaso y siempre tuve la mente abierta para explorar", recordó Linda Franco, cofundadora y directora ejecutiva. "¿Qué hace una física, profesora de informática y vicerrectora hablando de smart cities y cloud?", plantea Rocío Muñoz Mansilla, vicerrectora de Tecnología y profesora de Ingeniería de Sistemas y Automática en la UNED. "Pues apostar por ciudades más sostenibles, con mejores estándares en tráfico, residuos, iluminación o seguridad ciudadana". La tecnología de nuevo, esta vez al servicio de las ciudades, y de sus habitantes.

De niña, Johanna Figueira no quería ser community manager, más que nada porque esa profesión aún no existía. Ahora lo es, después de estudiar comunicación social, en Novi Financial (parte de Facebook). Carolina Cruz-Neira no sabía lo que era la realidad virtual cuando se licenció en ingeniería de sistemas en España, pero terminó siendo co-inventora del CAVE (entorno de realidad virtual inmersiva) y tiene la Cátedra Agere de Informática en la Universidad de Florida Central.

Un mensaje auténtico

La madre de la pequeña Natasha Pongonis quería que su hija fuera médica, ingeniera o arquitecta. Ella se decantó por lo tercero, pero terminó cofundando Nativa, una agencia de cross cultural marketing. "La autenticidad del mensaje es crítico para las marcas, y eso solo se logra con un profundo análisis del comportamiento humano", comentó. Lo que la llevó a crear O.Y.E. Business Intelligence hace cinco años: big datamachine learning para "escuchar" las voces de sus consumidores y seguir su pálpito en tiempo real.

"¿Sabéis qué profesión tiene actualmente una tasa de desempleo del 0%, tres veces el salario medio, y la mayor demanda del mundo? Especialista en ciberseguridad", se preguntó, y se contestó, Soledad Antelada, ingeniera en Ciberseguridad en el National Energy Research Scientific Computing Center (NERSC), en el Lawrence Berkeley National Lab. "Hay que proteger los sistemas de los ataques de los hackers, lo que nos hace muy necesarios", insistió. El futuro irrumpe, a velocidad de vértigo, en todos las áreas. "Necesitamos más científicos", reclama Enrique Lin Shiao, investigador post-doctoral en el laboratorio Doudna del Innovative Genomics Institute de la Universidad de California, Berkeley. Su campo de estudio es CRISPR, las tijeras genéticas, que permiten editar ADN en un corta y pega que posibilitará nuevas medicinas o plantas resistentes a la sequía. "Los experimentos no funcionan la mayoría de las veces, y siempre estoy moviendo líquidos de un lado para otro, pero, si descubres algo, sabes que eres el primero en hacerlo", exclamó.

A Ana María Cuervo, médico y bióloga celular, le satisface, sobre todo, el bienestar social que pueden procurar sus investigaciones en el campo del envejecimiento. La codirectora del Centro de Estudios del Envejecimiento en el Albert Einstein College of Medicine, en Nueva York, se rió con los titulares que la presentan como asesora de basura y reciclado, y con otros que rezan "Hablando sobre basura con Ana María". Y tienen razón. "Trabajamos en basura y limpieza... celular". No para aumentar el tiempo de vida, sino el tiempo en el que estamos sanos.

Fuente: elpais.com

Enlace: https://elpais.com/elpais/2020/12/18/actualidad/1608301750_814442.html

Copyright 2012 AVALIA. Todos los derechos reservados
Plaza de Aragón, 1, entreplanta.
50004 Zaragoza
Tel : 976 229 500 Fax: 976 227 780
info@avaliasgr.com
Pza. López Allué 3, 22001 Huesca
Tel : 974 218 217
jhernandez@avaliasgr.com
C/ Amantes, 15, 1º. 44001 Teruel
Tel : 978 608 511
mpmunoz@avaliasgr.com